Voluntariados: Experiencia de en tour constantemente

Voluntariados: Experiencia de en tour constantemente

Mireia y Letica forman entourconstantemente.com . Han experimentado algunos voluntariados alrededor del mundo, así que decidimos que nos gustaría compartir sus historias para que aprendamos de ellas. Arriesgarse a vivir una experiencia nueva y enriquecedora. 

La experiencia de Mireia : COSTA RICA

Pasé 3 o 4 años estudiando lo que me gustaba, tenia mi primer trabajo etc… y de repente sucedió algo que descontroló un poco mi vida.

Creía tener todo bajo control, seamos realistas cuando tienes 19 años no puedes tener todo bajo control, por más que creas que si.

Tenia algo de dinero ahorrado, no una gran cantidad, pero alcazaba para el billete de avión a algún destino lejano y un par de meses en algún lugar tranquilo.

Resultó que mis padres tenían un familiar que vivía en Costa Rica, así que decidí contactar con él por redes sociales y saber si estaba dispuesto a acogerme un tiempo en su casa.

Hay que decir que fue toda una coincidencia, y algo a mi favor. Irte con 19 años sola a cualquier parte del mundo, puede ser complicado.  Así que quiero creer que tuve suerte por tener a alguien que pudiera acogerme.

Después de un par de semanas hablando, compre mi primer billete de avión de ida a Costa Rica y sin ningún billete de vuelta.

Él vivía con su pareja y su hijo en la parte céntrica del país, para ser más exactos en Nuevo Arenal, cerca de  La Fortuna donde podéis encontrar el famoso Volcán Arenal, el más grande de todo el país.

Después de dos semanas haciendo turismo por la zona, una noche de charla me contaron como se habían conocido.

En esa conversación me contaron que se conocieron siendo voluntarios en la zona del Caribe de Costa Rica, y que me recomendaban vivir esa experiencia. Me animaron a entrar en Workaway.com y buscar algún sitio como voluntaria.

Así que decidí entrar en internet y ver donde podían necesitar mi ayuda y hacer de mi experiencia algo más productiva, no quería viajar por viajar, quiero decir no quería volver a casa sin haber aprendido nada nuevo.

Me registré en Workaway.com y pagué unos 25 dólares por aquel entonces y encontré miles de sitios donde necesitaban a alguien.

En Workaway.com podéis ser voluntarios o anfitriones, puedes ofrecer comida y alojamiento a cambio de te ayuden en tareas como: huerto, comida, limpieza, enseñanza etc…

Y si eres voluntario es al contrario, ofreces tus habilidades como: pintura, enseñanza, alimentación, etc.. a cambio de poder reducir tu presupuesto en tu viaje, o incluso solo por tener una gran experiencia con gente local.

voluntariado costa rica

Después de enviar varios mensajes a alguno anfitriones envié un mensaje a el mismo hotel donde ellos habían estado haciendo su voluntariado años atrás, sin ningún tipo de esperanza de que mi voluntariado fuera en el mismo sitio que ellos.

Y no sabría deciros si fue por azar o por lo que fuera, pero el único sitio que me respondió fue el mismo hotel.

Después de intercambiar algunos emails con el encargado del hotel, varios días mas tarde empecé mi voluntariado en Puerto Viejo. Un hotel de tan solo 6 cabañas perdido en medio de la selva y con playa privada.

Hablando con el dueño, no determinamos una estancia exacta, tipo 1 mes o 3 semanas… por suerte no tenia ningún presión, ya que podía estar el tiempo que yo quisiera.

Mi horario era bastante bueno, trabajaba de 6 de la mañana a 12 del medio día. En ese horario matinal servía los desayunos a los clientes de las cabañas, y una vez estos se marchaban a sus excursiones o quehaceres, limpiaba sus habitaciones y los baños.

Mientras este trabajo estuviera realizado en mi horario, el resto del día lo tenia libre para hacer lo que yo quisiera.

 

Mi primera semana fue en ese horario. En la segunda semana cambiamos el turno con otra voluntaria, ella haría el horario de mañana y yo el de tardes.

Por las tardes no tenia mucho trabajo que realizar, tan solo atender a los clientes que llegaran (que eran bastante pocos) y tener la zona de ocio limpia y ordenada.

Este tipo de cambio de turno se realizaba cada semana, para que el trabajo fuera más repartido.

 

Esto permitió que conforme los voluntarios íbamos llegando, nos lleváramos bien y pudiéramos compartir experiencias juntos, como ir a tomar cervezas a los chiringuitos o locales de Puerto Viejo.

Voluntariado Costa Rica

Nosotras conseguimos hacer un buen equipo y nos nuestras nuestras vivencias. Incluso planear visitar Panamá juntas (aunque finalmente no pudiéramos hacerlo)

Por lo que yo recuerdo de este voluntariado, fue la mejor experiencia que pude realizar con 19 años.

Aprendí a vivir sola, y saber organizarme las horas y el dinero, no llevar tantas cosas innecesarias y guardar todo en algún sitio seguro, entre otras cosas.

Nunca tuve claro cuando seria mi vuelta a casa, y por consecuencias de la vida tuve que volver antes de lo que yo hubiera querido, pero no me arrepiento de nada.

Regresé a casa con muchas historias que contar, con gente nueva en mi vida, y con más confianza conmigo misma.

Mi regreso a casa fue por antes de lo previsto, no por nada que no se pudiera solucionar. Tenéis que entender que estar en cualquier lugar haciendo de voluntarios conlleva tener todas tu cosas materiales bien controladas.

 

Cuando realice este voluntariado ya conocía a Leticia, le iba contando todo lo que me pasaba cada semana y eso hizo que cuando realizamos nuestro primer viaje juntas ( más largo de 15 días ) decidiéramos hacer un voluntariado parecido.

Aquí podéis conocer un poco más de mi experiencia, os explico como funciona Workaway.com y muchas cosas más.

Nuestra experiencia como voluntarias en Holbox, México.

Este destino nos llamaba mucho la atención antes incluso de saber que nuestro destino era México. Una vez ya decidimos visitar este maravillo país, quisimos organizar un mes de voluntariado en la Isla de Holbox.
Como teníamos que amortizar Workaway (como he dicho antes yo ya estaba suscrita en esa página y es un pago anual ) buscamos un lugar donde pudiéramos ofrecer algo más que limpiar habitaciones. 

Te puede interesar esta nota: 7 FORMAS DE AHORRAR VIAJANDO

 

Encontramos varios sitios para hacer de voluntarias en Holbox. No buscábamos solo encontrar un lugar donde tuviéramos que hacer habitaciones o servir desayunos como mi experiencia anterior.

Al estudiar cine y audiovisuales, nos encanta la fotografía, y vimos que habían  varios sitios donde buscaban voluntarios que realizasen fotografías del lugar para las redes sociales y de los eventos que surgieran durante nuestra estancia.

Entourconstantemente - Voluntariados - Aqudepaso.com
Entourconstantemente - Voluntariados - Aqudepaso.com

Así que en este caso, intercambiamos varios emails con la encargada de un hostal donde buscaban eso precisamente, y quedamos de acuerdo con ella en que nuestro trabajo seria hacer las fotografías del hostal, así que podéis imaginar estábamos super contentas con la idea.
Cuando llegamos allí después de muchísimas horas viajando, llegábamos de Barcelona a Cancún, y de Cancún cogimos un autobús hasta Chiquila (unas 5 horas) y de ahí un ferry hasta la isla de Holbox. Llegamos muy cansadas, pero aún así con todas las ganas del mundo.

La hora de la verdad…

 

Cuando llegamos a Holbox era de día, habíamos calculado bien nuestra llegada para que la encargada del hostal pudiera enseñarnos todo tranquilamente. Habíamos quedado a una hora en concreto y no se presento hasta 2 horas después, por lo que en esa primera impresión que nosotras tuvimos no nos gusto mucho.
Cuando llegó a atendernos ya era de noche (algo que no queríamos, no por nada en concreto) no se disculpó ni mucho menos, pero aun así no dijimos nada. Una vez nos enseñó todo el hostel, y quedamos encantadas con lo bonito que era, nos comentó que nosotras no nos íbamos a quedar en ninguna habitación de ese alojamiento.
Le pidió a un empleado del hostal que nos llevara a nuestro alojamiento, quedamos para encontrarnos a la mañana siguiente con ella.
Así que después de andar casi 15 minutos por Holbox de noche, llegamos a nuestro “alojamiento” donde íbamos a pasar al menos 3 semanas.
Allí nos encontramos con una pareja de italianos que acaban de llevar pocas horas antes que nosotras. Ellos ya se habían instalado en una parte pequeña del apartamento/piso. Lo único que nos quedo a nosotras era acomodarnos en la habitación que quedaba libre, llena de trastos viejos, con un colchón sucio y con el baño común para los italianos y nosotras dentro de la habitación.
Por lo que cada vez que alguno de los italianos quisiera ir al baño pasaría por nuestro “rincón”. A lo que también añadimos que el baño estaba inutilizable por completo (mejor no damos detalles).

Una vez visitado el apartamento, pasamos nuestra primera noche casi sin dormir y muy incomodas, pensad que era como un trastero por lo que no nos sentimos muy seguras.
Decidimos que lo que habíamos hablado con la encargada del hostel durante varias semanas por e-mail antes de que llegáramos, no era lo que ella nos estaba ofreciendo, así lo correcto era decírselo.

Reflexionamos sobre lo que nos había pasado, y llegamos a la conclusión que nosotras habíamos ido a ayudar y a ofrecer lo que nosotras podíamos aportar. Pero que tampoco estábamos dispuestas a pasar 3 semanas como mínimo, incomodas sin poder ducharnos o ir al baño en condiciones adecuadas.

A la mañana siguiente, como habíamos quedado con ella a las 10 para hacer algunas fotos, quisimos aprovechar para comentarle que en cuanto al tema del alojamiento que nos ofrecían, no era el que habíamos hablado y que habíamos encontrado otro.
Nuestro trabajo como voluntarias queríamos seguir haciéndolo, aunque no nos alojáramos allí no significaba que tuviéramos que dejar de realizar ese trabajo.
Otro día más su puntualidad dejo mucho que desear porque a las 10, no apareció, y a las 11 tampoco… por lo que nosotras ya empezamos a intuir que eso iba a ser así todos los días.

Decidimos aprovechar nuestro día visitando la isla. No íbamos a dejar que este percance nos estropeara nuestra estancia.
Volvimos horas más tarde al hostal y tampoco estaba, así que lo único que podíamos hacer era contactar con ella por emails.  Allí expresamos nuestro desacuerdo con el alojamiento que nos estaba ofreciendo, que nos íbamos a quedar en otro lugar pero que queríamos seguir haciendo las fotografías del hostal.
Su respuesta fue dos días después. Nos dijo que sentía mucho todo lo que había pasado. Mandó a gente de la limpieza al apartamento/piso de los voluntarios y que nunca se había imaginado que ese lugar estaba en esas condiciones. Y que nadie antes le había dicho nada.
Respecto a lo de seguir realizando nuestro voluntariado no comentó nada más, así que deducimos que en ese momento había terminado nuestro trabajo.

¿Y entonces?

Por lo que a nosotras respecta, nos gusta que sean sinceras desde el primer momento con nosotras igual que lo somos nosotras con los demás.
Creemos que si vais a hacer un voluntariado no tenéis que estar aguantando , ni malos tratos, ni lugares sucios donde dormir, ni baños donde no podáis ni ducharos etc… vais a ayudar y a ofrecer lo mejor de vosotros, pero no por eso se tienen que aprovechar de vosotros.
Habrá gente que no opine como nosotras pero en esta ocasión, no vimos por su parte total sinceridad. Nos gustaría saber cual es vuestra opinión después de leer este tipo de experiencia, y si os a pasado algo parecido.
Nuestra experiencia como voluntarias en Holbox, fue un poco desastrosa, pero eso no hizo que nuestro viaje fuera mal. Incluso durante nuestra aventura por México conseguimos hacer algo parecido a un voluntariado en otro hostal.

Entourconstantemente - Voluntariados - Aqudepaso.com

Cuando llegamos a Tulum, nos encantó el hostal donde nos alojábamos. Así que alargamos dos o tres noches más nuestra estancia allí.
A Mireia le gusta mucho dibujar, y uno de los chicos de la recepción nos ofreció a cambio de pintar una pared de hostal, un par de noches gratis. ¿Que os parece? No esta nada mal ¿no?
De echo es intercambiar favores, yo necesito ahorrar algo de dinero para alargar mi viaje un par o tres días más, y tu necesitas alguna mejora en tu hostal, nos podemos ayudar y todos contentos. Después la primera experiencia en Holbox y la segunda en Tulum, nos animamos 3 años después hacer otro voluntariado.

No Comments

Post A Comment