Experiencia en Nueva Zelanda por Laru y Pablo

Experiencia en Nueva Zelanda por Laru y Pablo

Sí llegaste hasta acá , es por que sin duda te queres ir a Nueva Zelanda, pero tus miedos están a los saltos.

Por eso, necesitas leer la experiencia en Nueva Zelanda de otras personas, así que vamos a decirle CHAU a esos miedos y a contarte nuestra experiencia. 

Ya pasaron tres años desde que partimos, y la verdad, aunque ya seamos los abuelos de la Working Holiday, nosotros sentimos que fue ayer. 

Sabe, que nuestra experiencia fue 100% positiva, y a pesar de cosas que obviamente no nos gustaron, vamos a animarte para que lo hagas.  

Ahora quiero hablarte de New Zealand Bro!!!

Llegamos a Nueva Zelanda con una desinformación parcial… Pablo sabía muchas más cosas que yo (Lara),  que la verdad poco había leído sobre el país al que pensaba ir a vivir por unos 6 meses exageradamente o esa fue la idea inicial, pero después todo fue cambiando… ¿Por qué cambió?

  

Nuestra relación tiene un rol fundamental en esta historia/experiencia, es que convivimos desde el momento cero, con el tiempo nos enamoramos y planeamos seguir viajando juntos, y así fue como terminamos viviendo 15 meses en ese maravilloso e increíble país.

La sentimos nuestra segunda casa, a pesar de todas las diferencias sociales y culturales que existen entre Argentina y Nueva Zelanda, el país es acogedor, y te podes adaptar facilmente. 

Obviamente que el otro plus es que vas a estar rodeadx de argentinos. No vas a estar solo NUNCA!

Vivimos momentos INCREÍBLES que nunca los vamos a olvidar. Suena re cursi, lo sabemos, pero así fue y cuando lo vivan, si el destino así lo quiere, van a sentir lo mismo que nosotros.

En Nueva Zelanda todo se acomoda de una forma u otra y la verdad es todo más sencillo de lo que parece al principio. Claro, pensaran que digo esto por que ya lo viví (en parte es así) pero realmente es mucho más fácil de lo que uno cree. Con ganas todo se puede lograr allá, y lograrlo te va a dar una gran satisfacción !!!

Si te decimos que todo es color de rosa, sería una GRAN mentira. Hubo momentos difíciles, hubo momentos de cansancio y agotamiento total, hubo momentos en que solo queríamos que la visa termine e irnos a viajar por el Sudeste Asiático; hubo momentos de todo tipo de felicidad absoluta y bizarros, muy bizarros!!!…pero cuando llega el momento de irte definitivamente es ahí, recién ahí, te das cuenta de lo feliz que fuiste, de cuánto querés volver a vivir todo nuevamente.

No entendes porque deseas irte de vacaciones. Pero bueno, el ser humano no es conformista, y cuesta aprender a conformarse y a disfrutar del momento y del después… O por lo menos así era yo.

Nueva Zelanda nos enseñó a vivir el hoy, a valorar cada trabajo aunque sea el “peor del mundo”, a aprender a hacer cosas que nunca en tu vida imaginaste que ibas a hacer. Nos enseñó que los amigos que uno conoce en el camino, por algo aparecen y desaparecen rápidamente, que las personas están en determinados momentos de tu vida por algo en especial. Cada uno con su personalidad es primo, amigo, tío, abuelo y madre y de cada uno te vas a llevar algo, por eso fueron tus compañeros de sonrisa de determinado momento de la VISA, digo VIDA.

   Nos enseñó a vivir sin miedo, o por lo menos a quitarlo, a hacer cada cosa de la vida cotidiana de manera correcta por que así hay que hacerlo. A separar la basura sabiendo que hay recolectores que basura que la recicla realmente. Parece una tontería ¿no? Nos enseñó a que nadie te va a controlar lo que te lleves del supermercado, por que a NADIE se le ocurriría eso…a que es normal desayunar una pie (tartita) de Mince & Beef a las 8 am o mojar una salchicha en un café (Juro que lo vi!!! jaja)

  En Nueva Zelanda maneje legalmente por primera vez, digamos que aprendí a manejar allá (Automático…ojo al piojo). Además vivir allá nos permitió comprarnos 4 autos en distintos momentos (Jenny, El Gris, La Chanchu Morita y  Roberto Marley jaja). Nos ayudó a crecer como personas laboral y personalmente. Puf laboralmente ni te cuento, muchos sufrimos horas de cofias en la cabeza o heladas que no te dejaban mover ninguna extremidad de tu cuerpo.

Con respecto a los trabajos, bueno en verdad hicimos los malos y los que todos esperan que hagamos , pero nos fue bastante bien económicamente hablando.  

En 15 meses tuvimos  10 trabajos distintos entre los dos. Trabajamos en las packhouse de Kiwi; yo empaquetando, Pablo haciendo cajas de kiwis. Cosechamos mandarinas por un mes. Pablo trabajo en construcción y yo en una fabrica de accesorios eléctricos (ponía 3000 tornillos por día  en apliques de luz) de ahí comenzamos a limpiar casas entre los dos. Cosechamos cerezas: trabajamos en una panadería/cafetería/comida rápida y volvimos a trabajar haciendo cajas de kiwis. Nuestro ultimo trabajo fue en la cosecha de kiwis.. todo eso nos permitió conocer gran parte de las dos Islas, aunque nos quedan lugares pendientes y 13 países..

Sé que hablar de Nueva Zelanda en si, no tiene mucho sentido. Aquellos que viajan deben estar pensando que por mas que sea NZ o el Congo Belga, cualquier viaje te enseña y te fortalece por mil!!! Pero quizás fue el país perfecto, para nosotros al menos; empezar a crecer y aprender más y más…

No somos expertos en nada, solo llevamos con nosotros gran cantidad de momentos vividos.

Si podemos ayudarte en algo, puedes contar con  nosotros. Como verás nos encanta hablar de Nueva Zelanda, tema que todos nuestros amigos detestan al día de hoy jajaja)

Si quieres leer más sobre Nueva Zelanda haz clic AQUÍ

¿Sí valió la pena para nosotros? Ufff a los gritos te digo ¡TOTALMENTE! pero que la vas a sufrir, no te lo puedo negar! Sin embargo te garantizo 100% KIWI DE FELICIDAD!!!

2 Comments
  • Bruno
    Posted at 02:04h, 28 septiembre Responder

    Felicitaciones por la iniciativa y gracias por compartir sus experiencias!

    • Aquidepaso
      Posted at 05:27h, 04 octubre Responder

      Gracias Bruno!!! Es la idea 🙂 contagiar y que todos viajemos más y más !!! Saludos!

Post A Comment