Benarés (Varanasi)

psx_20161012_031615

Muchos habrán escuchado nombrar del lugar de India donde existe un río sagrado, donde la muerte se celebra y los restos son incinerados…Benarés 

_dsc1625 _dsc1611

  . Llegamos a esta mística ciudad, famosa en todo el mundo y unas de las más sagradas del país. Miles y millones de indios llegan a la ciudad de Beranés , como también se conoce a Varanasi en hindi. Es la ciudad mas antigua de India y la mas sagrada del Ganges. Los peregrinos ancianos y enfermos anhelan morir aquí, donde la Madre Ganges libera al alma de la rueda de la vida.

Ser cremado allí garantiza la moksha o liberación que pone fin al ciclo de la reencarnación. 

   Con el delta más grande del mundo junto al río Brahmaputra, nace en los Himalayas y recorre unos 2.500 km de distancia. Como también habrán escuchado su contaminación es alarmante. 

 _dsc1595

  En el casco histórico a las orillas del río, se siente una energía diferente, acompañado de los no ruidos típico que que hay en el ambiente de muchas ciudades de India, pasear sobre la costa, sobre las pasarelas y escalones de los Ghats (puertas de ingreso al río), saltear las vacas, cabras, lodo, barqueros que te ofrecen paseos por el río, y demás.

Ganga «gáṅgā», que significa «va, va» 

 psx_20161011_204414

Ansiedad e incertidumbre en los ferrocarriles.

Varanasi fue el segundo destino en India y en el medio nuestro primer tren!!!

El tren partió a las 20 hs desde la estación Howrah Junction, en clase Sleeper fue la que pagamos unas 335 Rupias cada uno. Era nuestra primer experiencia en trenes nocturnos, y en los famosos trenes indios, donde toda la población se mueve en la gran redes de trenes que conecta todo el país.

Teníamos cama baja (lower) y media (middle), al llegar los indios  prefieren los bajos, así que con otros dos turistas mala onda franceses hicimos los cambios y quedamos en el medio. La cama media es la que se mueve y queda de respaldo para viajar las primeras horas hasta irse a dormir. Estuvo bastante bien por ser el primer tren, se duerme como se puede, despertándose en cada parada, escuchando los gritos de todos los vendedores que suben a cualquier hora de la madrugada. Los indios inquietos, deambulan por el vagón, como si no le gustara dormir y sólo hablar. Un poco incómodo ya que nuestras almohadas son las gigantes mochilas, sobre llevamos las 13 horas de viaje.

Nos llamo mucho la atención la limpieza de los trenes. Ya que al llegar a la terminal final los barren, trapean las camas (rápidamente) y limpian los baños.

Les recomendamos siempre pedir cama del medio y la de arriba de todo, ya que es super incomodo viajar abajo!!! Desde arriba el tren parece otro mundo, es interesante ser un espectador.

Varanasi, a los pies del río Ganges.

Arrancamos el día con nuestro primer rishkaw de 150 Rs hasta la avenida principal unos 15 minutos en una terrible maniobra de locura.

Nos bajamos donde ya no pueden ingresar más que las bicicletas y motos, y caminamos hasta nuestro hostel sobre el río. 15 minutos más con el sol insoportable, las motos, bicicletas que te quieren transportar hasta el hotel, vacas y más vacas y mucha gente es el camino.

Bhadra Kali Guesthouse nos recibió, recomendado por Carolina la española, su dueño es un indio casado con una española que viven en Galicia.

Esperando al check in, bajaron Javier y Mar, dos españoles súper majos diríamos ahora después de estar rodeados de más españoles, donde llegaron dos chicos más al rato.

Fuimos invitados a probar el Lassi, una típica bebida o medio postre hindú, que consiste en un yogur casero, azúcar y del gusto que quieras, como chocolate y coco o banana, o ananá y coco y miles de opciones. Bana Lassi se llama el lugarcitos súper acogedor y hippie, muy bien atendido por unos chicos, limpio y agradable.

Perderse por las angostas calles del casco histórico es casi el atractivo principal. Caminar y observar cada detalle de esas antiguas calles, edificios únicos, esquivando vacas y olores perdidos junto a las enormes tortas desparramada en el piso (ojo al caminar que te podés llevar sorpresas), más perros callejeros, y además el decorado basural.

Veremos varios comercios de telas, chucherías, souvenires, pashminas, y típica ropa india.

Salimos con la pareja española a dar una gran vuelta por la orillas del Ganga. Al bajar en una salida nos topamos con varios toros y vacas que estaban en pelea disputando una hembra…vaya momento.

Elegimos la época en donde los monzones en India terminaron, el río ya había bajado bastante y podíamos ver el barro lodo en todas las escaleras. La gente de a poco comenzaba a bajar para sumergirse en las verdosas aguas del contaminado río. Muchos se bañan completo con jabón y shampoo, y otros solo se meten para purificar su alma, como es su creencia, al menos una vez en la vida lo intentan hacer.

Nos imaginábamos más suciedad, pero no fue tan así, parece que algo intentan limpiar en algunos sectores. Disfrutamos del paseo pero sufrimos el calor más fuerte pasado el mediodía.

Los barqueros son el plato fuerte de estas caminatas, te acosan cada 100 metros ofreciendo su paseo “cheap” en barcaza.

TRADICIÓN Y CREENCIA

Según la creencia hinduista, ser cremado a orillas del río y lanzado al agua, es la expresión máxima para terminar con la vida.

 _dsc1631

Las salidas al río con grandes escalones se las llaman Gahts son las puertas que dan paso al río. El más grande se llama Manikaranika.

Nuestra primera cremación la vimos en no me acuerdo cual. Hay un edificio grande que es un crematorio eléctrico donde algunas familias lo hacen de este modo.

Hay diferentes tipos de maderas más baratas que otras. Las familias adineradas compran la mejor madera.

El cuerpo se envuelve en tela, se lleva en una camilla de bamboo, los hombres van boca arriba y las mujeres boca abajo y se coloca en medio de las maderas. El padre o un hombre cercano se corta el pelo como ofrenda. Tiene quedar cierta cantidad de vueltas al cuerpo y decir un rezo.

Está prohibido llorar en la ceremonia, la lágrima no permite que se purifique el cuerpo, por este motivo las mujeres no pueden presenciar la cremación, sólo de lejos.

Los niños de hasta 9 años no se prenden fuego, sólo se tiran al fondo del Ganges porque todavía siguen siendo puros.

Los muertos de enfermedades o accidentes lo mismo, son arrojados al agua.

Los que mueren con la mordida de una cobra no debe ser cremados.

Este proceso se inicia mucho tiempo atrás para purificar el alma, y librarse del ciclo de las reencarnaciones, donde les garantiza una buena vida eterna.

El iniciador de esta ceremonia fue el Dios Shiva que surgió del río Ganges.

 _dsc1600

Un hindú del lugar encargado de la venta de madera para las cremaciones se sentó a explicarnos el ritual y toda esta historia, de cómo funcionaba.

Obviamente que al final pidió la colaboración pero no para él si no para ayudar a las familias a vender más barata la madera. Como les gusta chamullar a los indios, es así más elegante o mas grosera pero siempre hay alguna manera que intentan sacarte plata o cobrarte de más. Nos hablo del karma, y al decirles que no creiamos en el Karma iniciamos una conversación que no iba a tener fin sino hasta que le dimos dinero.

Mar le dió 100 Rs por los cuatro, aunque en contra de su voluntad. Hay que elegir a quien darle algo de dinero porque lamentablemente no podemos ayudar a todos al ser muchos.

El último día decidimos tomar la barcaza para ver el amanecer sobre el río, pero los españoles jamás se levantaron, no fuimos solos para no molestar al recepcionista que roncaba, y tampoco estaba la llave de la terraza para ver el sol despertarse.

Tuvimos un día de compras y regalos.

Hay lindas cosas para comprar sobre todo las bufandas, pashminas y otras prendas.

En Varanasi nos relajamos un poco de la caótica Calcuta, no visitamos ningún templo y nos movimos muy poco.

El ticket de tren lo compramos ni bien llegamos, en la misma estación preguntamos donde estaba la oficina para extranjeros, saliendo enfrente hay otro edificio, 5 minutos caminando. Es una construcción muy grande y particularmente ésta, tenía un sector con aire acondicionado para turistas.

Nos parece que es una ciudad para visitar sin falta en un itinerario hasta corto, el ambiente y energía que hay es única, ver lo que se puede ver no tiene desperdicio, nos gustó todo lo que tiene para ver.

Inclusive para visitar algunos de sus lugares turísticos complementaria la visita.

Un suspiro de aire, buenas energías y seguimos para Agra!


¿QUÉ HACER Y VER EN VARANASI?

Desde el casco histórico luego de ver el importante acontecimiento de las cremaciones a la orilla del Ganges, y de dar una vuelta en barcaza por el río, y sobre todo perderse entre las callejuelas históricas de la ciudad, tenemos algunas opciones tomando taxi o tuk tuk para ver algunas ruinas y templos.

SARNATH

A unos 11 km del casco antiguo, encontramos una de las 4 ciudades santas más importantes para el Budismo, donde Buda comenzó a predicar su palabra. se puede ver una estatua de Buda gigante de pie, una estupa imponente donde se aprecia la vida de Buda y sus comienzos. En los al rededores hay algunos parques con animales estilo zoo y un museo arqueológico.

GOLDEN TEMPLE, Kashi Vishwanath Temple.

Uno de los templos más importantes del hinduismo, el templo dedicado al dios Shiva.

Su importancia hace que a veces puede ser que no te dejen entrar, depende del momento en que llegues y la cantidad de hindúes que halla.


¿DÓNDE COMER?

Innumerables opciones de bares y restaurantes perdidos en esta zona, la mayoría son turísticos.

Un lugar reconocido que comimos bien y no tan costoso es Monalisha Café & Bakery.

Bana Lassi fue donde probamos el mejor lassi de India! es un típico postre desayuno a base de yogurt casero saborizado con fruta, chocolate, café o lo que te gusté y esté en la carta. En este barcito onda Reggae hay variedad, pero en general es común o dulce.

Deja un comentario

Volver arriba